Aumento de consultas , y recomendaciones de los medicos .

El uso excesivo de dispositivos electrónicos genera cada vez más trastornos musculares y visuales y se refleja en un incremento en las consultas por tendinitis, contracturas, miopías y problemas posturales luego de dos años de pandemia donde se profundizó el trabajo y el estudio remoto, según advirtieron distintos kinesiólogos y especialistas.

Los expertos coincidieron que las clases virtuales y las videollamadas aportaron una solución para continuar con las tareas educativas y laborales disminuyendo la circulación de personas, en los momentos más críticos de contagios de coronavirus, pero dejaron secuelas por el aumento del sedentarismo y la falta del mobiliario adecuado en las casas que derivó en malos hábitos ergonómicos.

Al respecto, el Colegio de Kinesiólogos de la provincia de Buenos Aires (CoKiBA) indicó en un comunicado que en los últimos meses se incrementaron las visitas en consultorios y centros especializados de estudiantes adolescentes y adultos que trabajan muchas horas frente a una computadora ya sea en oficinas o bajo la modalidad home office.

“El exceso en la exposición a pantallas generó aumento de consultas por lesiones miotendinosas. Las contracturas y las tendinitis, estuvieron a la orden del día, por la excesiva exposición a dispositivos”, aseguró Daniela Lilian Adamini, especialista en Osteopatía, Posturología y Entrenamiento Visual.

Los celulares, un caso particular

Un caso particular son los celulares que, según la licenciada en kinesiología, hizo aumentar las rizartrosis del pulgar, tendinitis, cervicalgias y dorsalgias, además de las afecciones a la vista especialmente en niños, niñas y adolescentes.

“Son muy pocos los que usan el dispositivo correctamente acercándolo a la cara. Por el contrario, lo más común y claramente menos saludable, es ver como la cabeza se lleva en flexión para acercar la vista al celular, incrementando notablemente el peso que las cervicales deben soportar”, explicó Adamini.

La profesional advirtió que “lo que comienza con una molestia por contractura y sobreuso muscular, si no es tratado a tiempo, se convierte en tendinitis, y, con el tiempo, el mal uso del cuerpo termina llevando a desgarros, por eso es importante la intervención temprana, no solo tratando el síntoma, sino la causa. Muchas veces la causa tiene que ver con malos hábitos ergonómicos, que los kinesiólogos podemos ayudar a corregir”.

Además, la disminución de la actividad física genera un incremento de lesiones vinculadas al sedentarismo, como el acortamientos de cadenas musculares o lumbalgias, y hasta fallas circulatorias, principalmente en miembros inferiores, cefaleas, y estreñimiento, añadió.

En el mismo sentido, la kinesióloga platense Claudia Páramo advirtió que el período prolongado de home office impactó en los problemas musculares dado que la población no cuenta con muebles ergométricos en sus hogares.

Algunas recomendaciones de los especialistas

“Es conveniente trabajar lo más relajadamente posible: sentarse con las rodillas, el tobillo y la cadera a 90 grados y los antebrazos apoyados”, recomendó la especialista y recalcó la importancia de hacer actividad física.

“Los niños y jóvenes que un año y medio hicieron la escuela en una tablet o celular desde una cama, hicieron además poca actividad física. Los kinesiólogos tenemos mucho más trabajo debido a patologías cervicales o lumbares”, sostuvo.

También Verónica Quintana, especialista en Posturología, dijo a Télam que “el encierro y el estar en casa tanto tiempo generó un sedentarismo en personas que antes hacía actividad física regularmente” y coincidió con los demás especialistas en que “los niños estudiaron en las casas, las oficinas se trasladaron a las casas y la gente improvisó oficinas no en las mejores condiciones sino como pudo”.

“La pandemia, además, generó disfunciones como el bruxismo y estrés en la sociedad, lo que también repercute en el tejido músculo esquelético. Por eso, nosotros recomendamos a nuestros pacientes pausas activas -no estar más de una hora sentados, sino que se levanten, se muevan, caminen y se estiren- y, sobre todo, que sepan que no hace falta acostumbrarse al dolor. Esas molestias tienen tratamiento”, agregó.

fuente:Trabajo remoto generó más consultas a médicos: qué recomiendan (iprofesional.com)

 

 

 

Arriba